Agua, Conciencia y Acción

Agua, conciencia y acción ¡ya! 10 ideas

Agua, Conciencia y Acción
El actual problema de falta de agua en La Paz es un segundo campanazo de alerta; el primero lo dio el lago Poopó. Son fuertes mensajes de la naturaleza, de la Madre Tierra, que deben hacer reflexionar y actuar con responsabilidad a gobernantes y gobernados.

No se trata de cualquier recurso natural, se trata del recurso del cual depende la existencia de los seres vivos; por lo tanto, ¡es un tema de vida o muerte!

Y pensando en la vida, especialmente en la vida de los bolivianos y paceños en este momento, es que me atrevo a proponer algunas alternativas de acción -algunas estructurales y otras coyunturales- para no quedarme en la franja de las lamentaciones, y en la tentación de echarle la culpa al gobierno de Evo Morales y a su visión miope de ciertos temas:

1. Freno inmediato a la deforestación del bosque primario/nativo y al cambio de uso del suelo para ampliación de la frontera soyera y cocalera (prácticas promovidas por el actual Gobierno). Los bosques primarios cumplen la función de regular el clima y el ciclo de las lluvias. Eso ya lo sabemos hace mucho y debiéramos actuar en consecuencia.

2. Reforestación masiva con especies nativas en ciudades y áreas degradadas. Los árboles son esenciales para prevenir desastres, para recuperar los suelos y para evitar sequías.

3. Priorizar y defender la conservación de las áreas protegidas del país como reservas estratégicas de recursos y provisión de servicios ecosistémicos, evitando actividades extractivas, mineras, hidrocarburíferas o megaproyectos energéticos en estas áreas, pues son soluciones de corto plazo con serios impactos sobre los recursos naturales en el largo plazo, especialmente sobre los recursos hídricos (otro tema para que el Gobierno recapacite).

4. La extracción para consumo humano de las reservas de aguas subterráneas que tiene el país en la zona occidental, cerca de la frontera con Chile, y que en algún momento, algún gobernante con poca visión, pensó en exportar al país vecino, pero que por fortuna se logró frenar. Hoy es el tiempo de usar esos recursos para atender esta emergencia.

5. Desarrollo de una campaña masiva de concienciación sobre la importancia del agua para la vida y la necesidad de adoptar prácticas de uso responsables, tanto en el nivel doméstico como industrial, para reducir nuestra huella hídrica como una medida de adaptación al cambio climático.

6. Desarrollar acciones coordinadas entre Gobierno central, prefectura/Gobernación de La Paz y Gobierno Autónomo Municipal de La Paz para la búsqueda conjunta de soluciones, más allá de diferencias político-ideológicas. La urgencia de la situación requiere de respuestas políticamente responsables y técnicamente bien fundamentadas para atender esta emergencia.

7. Convocar a los centros de investigación, a las universidades, a profesionales expertos, así como a los saberes tradicionales, para aportar insumos y evidencias científicas y fácticas para la búsqueda de soluciones y la toma de decisiones fundamentadas en la ciencia y en el conocimiento.

8. Adoptar una política nacional decidida que incentive y acelere el manejo integral de las cuencas hídricas de La Paz y del país, con énfasis en la protección de las cuencas altas, donde se originan los recursos hídricos, como una herramienta de planificación y también de adaptación al cambio climático.

9. Convocar a los sabios de nuestras culturas ancestrales de occidente y oriente para que, desde su relación directa y cercana con la naturaleza y sus elementos, invoquen a la lluvia en el departamento de La Paz y en los departamentos afectados por la sequía.

10. Unir todas nuestras fuerzas y energías en un gran pacto nacional por el agua; es decir, en un gran pacto nacional por la vida. Todos podemos y debemos hacer algo.

No es suficiente pedir disculpas, aducir desconocimiento, declarar que no hay solución visible al problema o que "la Pachamama otra clase está”. Claro que otra clase está, pero hay que ver por qué y hay que actuar en consecuencia y con responsabilidad.

Hay que prevenir para no tener que lamentar hechos peores. La responsabilidad es de todos los ciudadanos, "gobernantes” y "gobernados”.

Ayer fue el Popó, hoy es La Paz, mañana será otro departamento. ¡Conciencia y accion ya!

Marianela Curi Chacón, Directora Ejecutiva (FFLA).

Fuente: http://bit.ly/2fb9k4s

Más Recientes

  • Servicios

    Durante los últimos años, la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) y el Centro de Arbitraje y Mediación de las Cámaras de la Producción del Azuay-CAM, han desarrollado en la ciudad de Cuenca, procesos conjuntos de capacitación sobre mediación y transformación de conflictos socioambientales.
  • CONVOCATORIA DE PROYECTOS

    Para el financiamiento de iniciativas de conservación en Ecuador

    Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) se une al Equipo de Implementación Regional del Fondo de Alianzas para los Ecosistemas Críticos (CEPF, por sus siglas en inglés). FFLA y FUNDESNAP, institución líder del consorcio, invitan a la sexta convocatoria para las Cartas de Intención a organizaciones sociales y de la sociedad civil para propuestas de proyectos de pequeñas y grandes donaciones en Ecuador.
  • Gobernanza Territorial

    El martes 22 de noviembre se desarrolló la Asamblea del Consejo de Cuenca del Guayllabamba, con la participación de las representaciones y suplencias electas del sector productivo, juntas de agua potable, juntas de agua de riego, Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) provinciales, municipales y parroquiales; y universidades.

Más Leidas