Sevicios

FFLA facilitó el primer Laboratorio de Transición Energética del Ecuador

Sevicios










El miércoles 22 y jueves 23 de febrero del presente año tuvo lugar en Quito, el primer Laboratorio de Transición Energética, un espacio de diálogo, aprendizaje e intercambio entre actores de más de 30 instituciones de Gobierno, sociedad civil y sector empresarial.

A través de un proceso de diálogo facilitado, se reflexionó sobre la situación actual y el futuro del sector, las diversas perspectivas sobre el desarrollo de la energía en el Ecuador y la necesidad de trabajar de manera más colaborativa para generar la base de un conocimiento integral para adaptarnos a los eventos externos de una dinámica global cambiante; y desarrollar las capacidades necesarias para reinventarnos e influenciar el camino hacia un modelo sostenible.

Uno de los resultados más relevantes del taller fue el entendimiento común de la problemática energética actual, incluyendo las perspectivas y preocupaciones de distintos sectores de la sociedad. Se discutió ampliamente sobre la idea de concentrar esfuerzos en pocas y grandes plantas hidroeléctricas, una modalidad centralizada de desarrollo energético que de cierta manera ha limitado la diversificación basada en otras fuentes de generación como la biomasa, eólica y solar; las cuales son descentralizadas y pueden jugar un rol clave para traer flexibilidad y reducir la vulnerabilidad del sistema eléctrico, mitigar impactos socio-ambientales, además de dinamizar nuevos sectores industriales y desarrollar constelaciones de pequeñas y medianas empresas.

Otro tema relevante de discusión fue la continua dependencia hacia los combustibles fósiles y la carencia de políticas que alienten la eficiencia energética y reduzcan el desperdicio e impacto ambiental; y que regulen y focalicen el subsidio exagerado y el subsecuente déficit financiero que podría ser considerado el mal mayor del sector energético ecuatoriano.

Finalmente, luego de dos días de intenso trabajo, los participantes del taller lograron articular una visión común sostenible del sector energético y una propuesta de hoja de ruta. La misma incluye temas de gran relevancia como la integralidad en la planificación y el desarrollo de políticas sectoriales; la descentralización en la toma de decisiones y la infraestructura; una mejor gobernanza y planificación energética participativa; la diversificación de fuentes de generación; la gestión de la demanda a través de la educación; la correcta focalización de los subsidios energéticos y transparencia en cuanto a la política de precios; el establecimiento de un objetivo de cero combustibles fósiles en un periodo de tiempo determinado; el fortalecimiento de la seguridad energética y jurídica; la resiliencia y sostenibilidad del sistema, entre otros.

El proceso del taller evidenció que el esfuerzo conjunto multisectorial e interinstitucional basado en el diálogo y el respeto, nos permite visualizar de manera más acertada las posibles alternativas del futuro y como llegar a ellas. El taller se realizó gracias al apoyo de varias organizaciones como la Friedrich-Ebert-Stiftung (FES-ILDIS), Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Universidad Leuphana de Alemania.