Servicios

Representantes de Ministerios de relaciones exteriores de América Latina se reunieron en Lima para dialogar sobre la economía climática

Servicios










La organización no gubernamental alemana Adelphi en colaboración con la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) y la Embajada Alemana en Perú, organizaron un taller regional con los representantes de varios países de América Latina para discutir cómo la diplomacia puede fortalecer su apoyo a la economía climática. El taller regional sobre las Contribuciones de la política exterior a la economía climática en América Latina se realizó el 30 de noviembre en la ciudad de Lima- Perú, y contó con la participación de 27 personas, en su mayoría representantes de los ministerios de relaciones exteriores de Chile, Perú, Ecuador, Colombia y México, entre otros invitados.

Adelphi presentó los resultados preliminares de un estudio internacional sobre el tema y mostró que el apoyo de la diplomacia se concretiza mediante tres herramientas: diálogo, cooperación e integración (mayor información estará disponible con el documento Diplomacy: Realising the benefits of climate que será publicado por Adelphi el primer semestre del 2017). La discusión posterior a la presentación destacó que la transición hacia una economía climática tiene una dimensión internacional y requiere de un rol significativo de las cancillerías. En vista de que ya existen los principales acuerdos marco, se resaltó la necesidad de que las herramientas de diálogo, cooperación e integración se enfoquen en la implementación de acciones estratégicas entre los países.

La política exterior ha contribuido de manera significativa a que las negociaciones internacionales sobre cambio climático hayan tenido avances importantes. El Acuerdo de Paris es un hito histórico para que los países puedan reducir emisiones de gases de efecto invernadero a fin de disminuir el aumento de temperatura global a menos de 2°C. No obstante, para lograr que el Acuerdo de París sea un éxito se requieren condiciones habilitantes para la implementación de las metas establecidas.

Para esto es necesario incorporar el tema de cambio climático no solo en las agendas de ambiente, sino en las de desarrollo, demostrando que se precisa la transición hacia la economía baja en carbono. Para promover esta transición, la política exterior juega un papel importante en este proceso y puede contribuir significativamente a la implementación del Acuerdo de París.

En muchos países, los Ministerios de Relaciones Exteriores asumen responsabilidades estratégicas en las negociaciones sobre cambio climático. Las alianzas regionales más importantes para acordar posiciones comunes son, entre otras, la Alianza del Pacífico y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). El papel de la diplomacia debe apoyar de manera consistente, la transición hacia una economía climática, y contribuir a integrar los aspectos ambientales y climáticos en la cooperación económica.