Formación de Promotores de Cultura de Paz

FFLA ha desarrollado un proceso de formación para actores sociales como promotores de cultura de paz en zonas con altos índices de violencia, para contribuir a consolidar tejidos sociales y promover una cultura de paz con tomadores de decisiones y sociedad civil prioritariamente en zonas fronterizas de América Latina. Uno de los elementos centrales de esta formación es la lucha contra la violencia, que ha generado un deterioro en las relaciones personales y ha debilitado el tejido social. La propuesta que planteamos va en estos dos sentidos: por un lado recuperar los vínculos entre los individuos y en segundo lugar fortalecer el tejido social desde la mirada y el enfoque de la no violencia, los derechos y la cultura de paz.

La metodología que proponemos se basa en la pedagogía para la cultura de paz, la cual tiene tres momentos: sentir, pensar y actuar. Esta pedagogía apunta a cambiar las actitudes de las personas para modificar las estructuras de injusticia y violencia. Se parte del sentir, tomando en cuenta que las personas tienen actitudes y comportamientos que les llevan actuar de manera violenta. Frente a esto, se tendrá que pensar-analizar por qué se producen esas situaciones, cuál es la realidad que vivimos que hace que la sociedad sea violenta. Analizada la realidad y nuestros sentires, asumimos compromisos para actuar y cambiar esa situación.

Contenido del Curso
  • Autoestima e identidad
  • Violencia y No Violencia Activa
  • Sujeto de Derechos y Participación
  • Cultura de Paz
  • Género y violencia contra las mujeres
  • Interculturalidad
  • Gestión de conflictos
  • Elaboración de proyectos e incidencia
Objetivos del curso

Los participantes estarán en la capacidad de:
  • Socializar y promover el aprendizaje en grupos sociales
  • Elaborar propuestas y proyectos de paz
  • y gestionarlos ante las autoridades de su localidad
¿A quiénes está dirigido?

El proceso de formación está dirigido a líderes comunitarios, actores sociales, con enfoque en grupos vulnerables como adolescentes, jóvenes y mujeres.

Testimonios