Hacia Sistemas Integrados de Gestión de la Conflictividad en América Latina y El Caribe Asistencia Técnica BID

Imagen referencial para ilustrar la asistencia técnica de la que es parte FFLA, pozos abiertos panorama de la mina de hierro

 

Con fecha de abril de 2022, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha contratado un Consorcio de organizaciones no gubernamentales para diseñar un sistema de atención de la conflictividad en el sector minero y un monitor regional de conflictividad minera en América Latina y el Caribe.

El Consorcio está conformado por:

  • Diálogo, Innovación y Cambio S.C. (DialógICa), organización de México, conformada por personas con amplia experiencia en facilitación de diálogos, construcción de acuerdos y solución de conflictos a través del diálogo.
  • Consensus Building Institute (https://www.cbi.org/), organización con sede en Estados Unidos, conformada por colaboradores con experticia en mediación, procesos de participación ciudadana, diálogo y negociación.
  • Fundación Futuro Latinoamericano (www.ffla.net), con sede en Ecuador, que desde 1993 contribuye con el diálogo multiactor al desarrollo sostenible en América Latina.
  • Centro Regional de Empresas y Emprendimientos Responsables (https://www.creer-ihrb.org/), con sede en Colombia, y experiencia importante en el sector extractivo y derechos humanos.

La consultoría tiene diferentes fases. En una primera fase, se elaborará un diagnóstico de la conflictividad minera en América Latina y el Caribe, desde la perspectiva de la diversidad de actores, y que incluye estudios de caso en Argentina, México, Colombia, Perú, Chile, Ecuador, y Brasil además de Canadá.

Con base en los resultados del diagnóstico se diseñará una propuesta de sistema de atención a la conflictividad minera.  Este sistema privilegia la resolución de los conflictos de manera justa y eficiente en los territorios donde se encuentran los proyectos mineros, y en las etapas más tempranas posibles de los mismos. Para eso, se propone crear un programa de certificación de competencias en relacionamiento  colaborativo y resolución de conflictos, así como integrar un equipo independiente de mediadores y facilitadores profesionales. También, se sugiere un sistema de seguimiento para poder controlar la efectividad del sistema y monitorear el cumplimiento de los acuerdos. De forma paralela, y también en función de lo que arroje el diagnóstico, se diseñará una aplicación digital que podría servir para la presentación de quejas sobre incumplimiento de estándares sociales y ambientales y una plataforma de gestión de la información, que, según diferentes niveles de acceso, proporcionará datos para los actores clave involucrados en y afectados por las actividades mineras.

El Consorcio contratado por BID asegurará una participación amplia del sector público, la iniciativa privada, la sociedad civil y los pueblos indígenas en el diagnóstico y diseño de los productos señalados, y elaborará materiales didácticos sobre el abordaje de la conflictividad minera. Los principales hallazgos de esta consultoría, la propuesta de sistema de gestión y los manuales de capacitación serán de acceso abierto y se difundirán ampliamente.